lunes, 14 de septiembre de 2015

Una peculiar iconografía de nuestro paseo gallego

Muchas han sido las sorpresas y experiencias en este paseo estival por tierras orensanas y pontevedresas: una de las más llamativas ha sido encontrar elementos iconográficos, no sólo en las advocaciones y representaciones del santoral sino también en elementos naturales y escultoricos que definen, en nuestra opinión, una forma de entender la vida en este rincón de nuestro país. Comenzamos con este descendimiento que simplemente llamó nuestra atención estética.
Sin embargo, esta Virgen expectante si llamó nuestra atención en la Catedral de Tui, resulta interesante porqué como sabemos este tipo de representación fue prohibida por el Concilio de Trento ya que resultaba incómoda al presentar el lado más humano de una interpretación algo forzada por los dogmás marianos.
Esta adoración de los Magos resulta doblemente interesante. De una parte, la inexistencia de un Mago negro nos remonta a la tradición de personajes orientales y de gradiente en las etapas vitales y no esa idea ecuménica de contenido racial que se implementó después de Trento. De otra parte, la existencia de personajes que blanden gaitas contextualiza la obra a su entorno.
En esta ocasión la vaporosidad etérea de esta imagen nos pareció un interesante recurso artístico.
San Telmo, el patrón de Tui, representado con su barco muestra de una protección a los marineros
La siguiente composición iconográfica resulta curiosa y poco habitual aparece la virgen y el niño en sendas camas y en actitud de reposo. La alusión al pesebre de la Natividad se muestra en la pequeña representación del buey y el burro de los cúales sólo apreciamos de forma parcial sus cabezas. La figura de José por su edad y postura no pasa inadvertida.
Pero la Galicia profunda es un crisol de tradiciones espirituales dónde la naturaleza juega un papel fundamental: las formas sugerentes de este árbol nos recuerdan a un Ents adornado con camelias.
El sincretismo entre los cultos paganos relacionados con la foresta y el cristianismo colonizador ha dejado esta tierra llena de hitos como este que corona el Monte Aloia, dónde estos mundos se funden
Las rías, la mar y sus intrépidos habitantes los marineros forman parte indisoluble de la idiosincrasia gallega: estos monumentos como él de A Guarda les bindran homenaje



Sus elementos de trabajo también pueblan diversos lugares de la zona
Los iconos gallegos son varios, ya hemos comentado el peso de los elementos forestales pero sin duda las pallozas de Monte Tecla sumidas en la niebla conforman parte del imaginario de esta bella zona de nuestro país.
Los petroglifos también dan forma a esos elementos que van a conformar el acerbo cultural galaico
Santa Liberata resulta una curiosa advocación al visitar una de la varias e interesantes iglesias de Baiona. Esta joven, junto con sus hermanas Ginebra,Victoria, Eumelia, Germana, Gena, Marciana, Basilisa, Quinteria y su nodriza Sila, todas ellas de la villa, sufrieron martirio y persecución, según las crónicas, durante el reinado del Emperador Adriano en el siglo I de nuestra Era. Lo curioso fue que se trata de la primera mujer que fue crucificada. Se trata, por tanto, de advocaciones de gran tradición que resultan cuando menos curiosas

La Virgen del Carmen incorparada a esta enorme concha resulta llamativa en la iglesía de San Sebastián de la Toja.

Sin embargo, pese a la belleza de este templo cubierto de conchas el mal gusto ha creado este icono dónde la fea costumbre ha llenado de pintadas, supuestamente amorosas, este emblemático lugar.
Aunque desgraciadamente muy poco habitual en nuestro país debido a una desmemoria histórica poco aceptable, a la entrada del Castro de Vigo encontramos este merecido homenaje a los caídos por la patria y por la democracia en nuestra nefanda Guerra Civil y lo que es peor la posguerra
Las formaciones naturales nos resultan de una gran belleza iconográfica, os mostramos dos bellos ejemplos de las Islas Cies, dónde la naturaleza ha creado estas auténticas maravillas. En ésta lo que nosotros interpretamos como una pangea en movimiento y en la inferior las texturas que cubren las rocas y que nos dan referencias oníricas.

Os proponemos ahora curiosos iconos: en primer lugar este pluviometro que tiene que ser protegido para evitar que se le utilice como papelera. Curioso problema cuando en los barcos que llegan a las Islas se informa: no se puede dejar ningún tipo de basuras, nos falta educación.
..aquí el gran icono de Vigo, la famosa calle de la Piedra, dónde aún hoy se pueden degustar estas joyas gastronómicas que afanadas personas abren para poner a nuestra disposición.
Pero si existen elementos consustanciales a Galicia, estos son su bellos hórreos como éste del inigualable pueblo de Combarro, que encontramos por decenas y....
...los cruceiros que jalonan cualquier paseo por los pueblos o caminos gallegos son interesantes elementos que explican ese sincretismo esencial en la cristianización de Galicia. Estos elementos tienen una triple función: marcadores de cruces de camino, lugares de realización de rituales de tradición pagana, en muchos llevan incorporado una pequeña ara y como no elementos de colonización cristiana:


En el monasterio de Poio las peculiaridades iconograficas se suceden: en esta primera imagen aparece Santa Matilde de Hackeborn, fallecida en 1299 y que se considera la primera estigmatizada. La presencia de una santa de Sajonia en un monasterio gallego resulta cuando menos peculiar.
y si la anterior hagiografía es llamativa, la Santa de Poio es nada más ni menos que la patrona de la nostalgia de la morriña que resulta clave para los gallegos
Pero en este bello monasterio se recogen también las obras de la famosa escuela de canteros de la localidad: el imaginario como vemos nos deja elementos cuando menos originales.
¿Será Shrek?
peculiar trabajo y...
....otro bello homenaje a los hombres y mujeres que surten de viandas únicas las mesas de esta zona que se convierte en un icono para romper cualquier dieta que se precie.
Cómo observamos en el claustro, la imaginería de Poio no es sólo actual sino que tiene profundas raíces en el trabajo de los canteros de todas las épocas
y terminamos con esta bella escultura del Parque de Castro en Vigo, dónde la vinculación marinera y la cultura castrense se unen en una imagen singular.
Fotos JV y Eugenia
JV
Publicar un comentario