lunes, 28 de enero de 2013

El vuelo de la reina, de Tomás Eloy Martínez

Estamos ante una novela que nos plantea como se desenvuelve una sociedad en crisis. Nos plantea el poder entendido como metáfora de la mezquindad humana. Donde el deseo más lujurioso se convierte en instrumento de dominación.
Políticos, religión y medios se entrelazan para mostrar la bajeza de una sociedad que sucumbe en el pozo de su hipocresía. Una sociedad herida que le costará recuperar su dignidad.
No obstante se establecen ideas para la esperanza "El mundo sería nada sin las ideas que siguen en pie, obstinadas sobreviviendo a todas las adversidades", se ensalzan ideas muy sugerentes "los lenguajes eran, no se cansaba de repetirlo, el estanque donde las personas reflejan lo que son". La religión atraviesa de forma transversal la obra, la moral y la falta de moral son muchas veces un referente para entender el devenir de los personajes: "Jesús debe su eternidad a la escritura. Los evangelistas escribieron en detalle lo que dijo e hizo y organizaron un cuerpo de doctrina.... También los esenios trataron de perpetuarse a través de la escritura pero cuando sus rollos fueron descubiertos en Qumrán no les quedaba espacio en la historia, porque Jesús ya los había ocupado todos" "El extremo mayor de la soberbia es creerse hijo de Dios". "La fe sigue caminos que no conocemos. No hay que discutir ni averiguar. Hay que aceptar"
El libro destila crisis, el hartazgo de la gente ante una política que no responde a sus necesidades: "el parlamento siguió aprobando leyes que saqueaban el país hasta convertirlo sólo en un nombre vacío: el mismo desierto inútil que había sido cuatro siglos antes" "También aquella Perla del Once se había convertido en la capital de la desdicha, en un país que se caía a pedazos".
El personaje central Camargo es una abeja reina atrapada en su despreciable celda de poder que le autodestruye corroído por sus traumas infantiles que le recuerdan a alguien que pudo ser y no fue. 
Una novela compleja pero llena de interés.
JV

miércoles, 23 de enero de 2013

Un día de enero en el IES la Dehesilla

Ayer y hoy han sido complejos en nuestro instituto, este nivel de nieve nos ha recibido esta mañana

Nuestra pequeña cuesta de acceso presenta este bello paisaje
 Como veis la entrada estaba algo complicada
 Pero no cabe duda de que tenemos un entorno privilegiado y unos vecinos muy tranquilos
El patio tenía su encanto aunque podía resultar algo peligroso
En definitiva un día bonito y lleno de emociones.
Fotos JVy Eugenia
JV

lunes, 21 de enero de 2013

Un paseo por Bárcena Mayor


No sé si el bombardeo informativo de los últimos días ha podido influir en mi subconsciente y me ha hecho recordar este maravillo lugar, que desde luego me trae recuerdos de este verano, que nada tiene que ver con apellidos que pudieran haberme recordado este bello lugar y que hoy ensucian una vez más a nuestra "clase política".
Lo cierto es que los 84 habitante de Bárcena Mayor, reciben y atienden al viajero con criterio y pasión para mostrarnos este enclave en el valle del río Argoza que se encuentra dentro del Parque Natural del Saja-Besaya en Cantabria.
Se ubica en la cuenca intramontana sobre el antiquísimo trazado de la vía que comunicaba el Valle del Saja con Castilla. Su origen se estima que está entorno al siglo IX bajo la dependencia del monasterio de Santa María de Yermo y en el siglo XII perteneció al monasterio burgalés de San Pedro de Cardeña. Su época de mayor esplendor la debemos situar en el siglo XVIII como vía de comunicación obligada para los productos que llegaban por el Cantábrico y que por estos caminos llegaban a la Submeseta Norte.
Os propongo un paseo por sus calles que creo os gustará como a nosotros:
Piedra y madera se mezclan en una bella sinfonía, mientras su habitantes trabajan la artesanía 

La torre de la iglesia recuerda tiempos mejores
 Cada rincón tiene un sabor especial y los vecinos cuidan con mimo su patrimonio


 El río Argoza marca el límite del pueblo antes de adentrarse en los múltiples senderos para recorrer el valle y sus montañas adyacentes.
 Belleza natural en un entorno privilegiado

 Sabor y criterio en cada palmo de esta joya donde la paz y el disfrute del medio ambiente se combina de forma sosegada

 Un entorno que habla por si sólo
 Y como no preciosos alojamientos y buen comer, nuestro recuerdo de la Franca aún perdura.

Una bella escapada dónde mezclar naturaleza y piedras
Fotos Eugenia y JV
JV

miércoles, 16 de enero de 2013

SOÑEMOS JUNTOS, SI SE PUEDE

Os propongo un video que es un espacio para la esperanza. Juntos podemos acabar con los problemas y es mejor luchar que resignarse. Entre todos conseguiremos vencer los problemas:


JV