domingo, 15 de diciembre de 2013

Olivenza una joya al sur de Badajoz.

 Una de la calles de la ciudad
Fachada del Palacio de los Duques de Cadaval (actual Ayuntamiento)

Fronteriza entre Portugal y España se alza la templaria villa de Olivenza, una joya en el sur pacense que guarda en sus blancas calles un conjunto urbano que el viajero no puede dejar de conocer. Es un lugar lleno de síntesis entre las dos realidades que han luchado por su posesión.

La primitiva ciudadela medieval del rey don Dinis de principios del siglo XIV, data de 1306 y fue levantada sobre los restos de otra fortificación templaria. Este recinto presentaba un total de catorce torres, cerradas por muros de tres metros de ancho y una altura de doce. Disponía de cuatro puertas una de ellas la de Alconchel en perfecto estado de conservación. Dentro del recinto Alfonso IV mandó levantar un gran alcázar rematado con una espléndida torre del homenaje. Esta torre es la más alta de cuantas existían en la frontera con treinta y siete metros de altura y diecisiete rampas para acceder hasta la terraza (os garantizo que es un trabajoso trance que merece la pena por el resultado final)

 Detalle de las murallas
 Puerta de Alconchel
Vista nocturna de la fortaleza y parte de la ciudad 
En esta impresionante torre hoy podemos disfrutar de unas vistas únicas y también de un magnífico Museo Etnográfico dedicado a González Santana. Se trata de uno de los más dotados e interesante museos de este tipo de la Península Ibérica. Es, en nuestra opinión, una visita obligada. A continuación, dos pequeñas muestras de los espacios y piezas reproducidos en él.
 Reconstrucción de una Almazara
...y de una herrería

Olivenza cuenta además con estupendas muestras de arte religioso donde podemos destacar, esta Iglesia de Santa María del Castillo, construida por Andrés de Arenas en 1584 sobre una anterior del siglo XII. Es un templo del renacimiento tardío con un estilo muy clasicista en su interior.


Destaca además en ella la Capilla del lado del Evangelio con el mayor retablo que reproduce el Árbol de Jessé conservado. Consta de 15 tallas, desde Jessé hasta María con el Niño, pasando por 12 reyes de la casa de Judá, representa la genealogía de Jesús, quien, según el profeta, Isaías sería un retoño del tronco de Jessé.

 La iglesia de la Magdalena es una auténtica obra maestra del estilo manuelino portugués. Fue construida en 1510 a iniciativa de fray Henrique de Coimbra, obispo de Ceuta, que está enterrado en ella. Edículos, pináculos, gárgolas y otros elementos se conjugan en su exterior para formar un conjunto artístico admirable. Destaca su torre cuadrangular fabricada con sillares y dispuesta en tres cuerpos separados por calabrotes.
La portada, atribuida a Nicolás Chanterenne, es de estilo renacentista y esta flanqueada como vemos por columnillas y remata con un interesante frontón donde destacan sus medallones.
 Imponente Altar mayor con columnas salomónicas y la profundidad típica del estilo portugués.

Resultan de interés estos retablos dorados, con altares neoclásicos en mármol blanco, gris y rosa.
 En las siguientes imágenes podemos ver estas columnas torsas de mármol de estilo manuelino.
 El azulejo muy habitual en la iglesias portuguesas enmarcan los retablos dorados.


Vista general de la nave central, espectacular.
 La capilla del Hospital de la Misericordia del siglo XVIII, está considerada como una de las más bellas de Extremadura. En el retablo mayor, como vemos, se reproduce la forma de los retablos de Olivenza, éstos aparecen en forma de "expositor", abocinado, con hornacina y camarín, de estilo barroco policromado. Los muros de la nave, altar mayor y coro están cubiertos, hasta el arranque de la bóveda, por azulejería historiada representando las obras de misericordia, firmada por el ceramista Manuel dos Santos en 1723.
 Aquí os mostramos dos curiosas imágenes, una de un Adán y Eva, cuando menos peculiares.....
...y un Daniel en el foso de los leones, también original.
 Olivenza se caracteriza por su carácter fronterizo, fruto de ello son los numerosos baluartes que aún conserva hoy la ciudad y que son elementos de su última muralla, la construida en el siglo XVII.....
 ...en ellos se abrieron diferentes puertas reales como esta conocida como del Calvario, orientada hacia el puente de Ajuda y el río Guadiana con un pasadizo abovedado y casernas que aún hoy se conservan.
 Para concluir tres instantáneas de esta ciudad única que muestran su belleza y el gusto de sus habitantes por conservar un patrimonio realmente excepcional.


En definitiva un bello lugar para conocer y disfrutar.
Fotos JV y Eugenia
JV
Publicar un comentario