sábado, 2 de enero de 2016

Colonia San Lorenzo, San Ambrogio y Santa Mª delle Grazie, joyas milanesas

 Empezamos en San Lorenzo alle Colonne, dónde encontramos una peculiar estructura al exterior que esconde paredes,  torres y tres capillas que datan del siglo IV con las partes superiores románicas. Una cúpula construida a finales del siglo XVI y una fachada obra de Cesare Nava en 1894. Todo un ejemplo de ese sincretismo milanés que tanto nos ha sorprendido:

 
 En la capilla de Sant`Aquilino sus paredes y exedras muestran peculiares pinturas al fresco que se mezclan con....
 ..este magnífico mosaico del siglo V que recoge a un joven Cristo con sus apóstoles.


 Junto a estas bellas exedras encontramos un sarcófago bizantino, todo un alarde de influjo oriental.
 
 La estatua de Constantino en bronce preside la entrada. Su figura fue esencial en el final de las persecuciones a cristianos con el histórico Edicto de Milán del 313, esta iglesia guarda columnas boca abajo que simbolizan a ese cristianismo renaciendo de las ruinas del paganismo que..
 ...se muestran en esta columnata de 16 columnas de los siglos II y III que formaban parte de un antiguo templo.
 La basílica de Sant`Ambrogio fue construida por este obispo, patrón de Milán, entre los años 379 y 386 sobre un antiguo cementerio de los primitivos cristianos como parte de un programa de reorganización del cristianismo en la ciudad. Llamo vuestra atención sobre las influencias de esta fachada en las iglesias de la Marca Carolingia, cómo Taüll dónde lo lombardo es algo más que un recuerdo.
 Su interior dónde apreciamos un peculiar baldaquino que protege el sarcófago del Santo muestra esa curiosa sucesión de dovelas y como no una cúpula sobre tropas de gran interés. A la izquierda, bajo el púlpito, se puede ver un sarcófago en piedra que se considera la tumba del General Stilicho aunque algunos la vinculan con los restos del emperador Graciano. En el ábside con mosaico que data de los siglos IV al VIII además de Cristo entronizado aparecen escenas de la vida de San Ambrosio.

 
 Este templo guarda aún más secretos cómo la llamada Capilla de San Vittore in Ciel d`Oro, llamada así por las teselas de este metal que recubren su bóveda. Encontramos además imágenes de los diferentes santos allí conservados:



 Concretamente San Ambrosio, San Gervasio y San Protasio
 Terminamos nuestro primer bocado de tesoros milaneses en Santa María de la Gracia, diseñada por Solari y construida entre 1463 y 1490 pero dos años más tarde Ludovico el Moro pidió a Bramante que la convirtiera en un mausoleo familiar. El ábside de Solari fue derribado y reemplazado por un ábside renacentista. La mayor joya de esta iglesia es que alberga el Cenáculo de Leonardo da Vinci.
Esta puerta diseñada por Bramante, presenta en su luneto una pintura de Leonardo da Vinci que representa a la Virgen entre Ludovico y su esposa, Beatrice d`Este.




 Su exterior realmente impactante no desmerece a la obra interior de Solari que muestra la belleza de la arquitectura gótica lombarda, totalmente cubierta de frescos y arcos ojivales.
Fotos JV y Eugenia
JV


Publicar un comentario