jueves, 7 de enero de 2016

El Duomo de Milan: un paseo visual

Os proponemos un paseo en imágenes por esta joya milanesa y vamos a empezar por el tejado por aquello de innovar:
 
 Las vistas pese a la niebla son bellas desde cualquier perspectiva



 Edificios emblemáticos se suceden en la vista
 El gótico en plena explosión de formas y luces

 Sus 3500 estatuas aportan movimiento a la catedral con representaciones diversas emocionan al viajero.
 La ciudad se extiende a nuestros pies
La Madonnina lo preside todo con sus 4,16 metros, como sabéis fue esculpida por Giuseppe Bini en 1774
 
 Las composiciones de formas disparan el interés de los objetivos

 En el interior 52 pilares separan 4 pasillos con curiosos capiteles decorados con estatuas:
 Este es el principio de todo pero también hoy nos muestran sus antecedentes arqueológicos:



  El mármol de Candoglia sirvió para que arquitectos lombardos, alemanes y franceses culminaran el proyecto del Duque Gian Galeazzo Visconti. Su belleza y verticalidad hacen de ella un gótico profundamente bello:

 Curiosas obras pueblan el templo como este San Bartolomé desollado realizada por Marco d`Agrate en 1562

 Este bello arco solium que da paso a la sacristía, muestra el Descendimiento, dentro de una obra dedicada a los misterios marianos.

 Otro elemento singular se haya en la bóveda sobre el coro, la luz que apreciáis en la foto señala la situación del sitio donde, desde 1461 se conserva un clavo de la cruz de Cristo. El clavo que tiene forma de herradura fue encontrado por Santa Elena y más tarde legado a su hijo, el emperador Constantino. Después pasó a pertenecer a San Ambrosio y fue llevado en procesión por San Carlos durante la peste de 1576.
 
 Las vidrieras son una auténtica joya dentro de este magnífico templo, las hay de diferentes períodos pero su calidad es realmente incuestionable.
Una visita imprescindible y fascinante que disfrutaréis.
Fotos JV y Eugenia
JV
Publicar un comentario