jueves, 19 de marzo de 2009

"El asombroso viaje de Pomponio Flato" Eduardo Mendoza, un buen compañero de viaje

La lectura de este último libro de Eduardo Mendoza me hace reencontrame con un viejo amigo de días de lectura intensa y divertida. En mi opinión es un libro flojo para lo que es habitual en él. Es cierto que su humor y ese "sen" de buen catalán, irónico y mordaz como siempre una vez más nos sumerge en una historia (siempre rigurosa) de la Palestina de la ocupación romana con una propuesta poco consistente esta vez. No obstante este pequeño guijarro en su zapato literario no resta ni un ápice a la gran calidad de este contador de historias que me cautivó hace años con "La verdad sobre el Caso Savolta" o la "Ciudad de los Prodigios", que me hicieron amar más a esa Barcino, rica y multicultural marcada por las luchas obreras de la Semana Trágica. Mendoza me hizo reír como nunca mientras Gurb ("Sin noticias de Gürb"), merodeaba por Barcelona y alentó mi espíritu critico con sus atmósferas en "La aventura en el Tocador de Señoras", la critica a esa forma de elegir que tenemos en nuestra democracia en "Mauricio o las elecciones primarias" o degustar su magnífica prosa en "Una comedia ligera". Es Mendoza una autor que me gusta, al que sigo desde hace años y al que hoy quiero proponeros, aunque quizás cualquiera de los títulos que os cito sea una mejor elección que este último que no es sin duda una de sus mejores apuestas. Leed y disfrutar.
Publicar un comentario