jueves, 8 de marzo de 2012

Un año más, felicidades mujeres.

Un año más se hace necesario celebrar el día de la mujer trabajadora. Bien es verdad que incluyendo aquí a todas esas amas de casa y cuidadoras de dependientes, que sin tener una labor remunerada, hacen de cada día un triunfo del trabajo abnegado y no pagado de cientos de mujeres.
Son muchos los que aún se preguntan ¿es necesario? ¿No estamos ya igualados en derechos, al menos en la sociedad occidental? La respuesta debe ser contundente NO.
Sólo hay que ver cada día los telediarios con noticias sobre maltrato, discriminación salarial o ataques a elementos básicos de la supuestamente defendida maternidad como las horas de lactancia a la que tienen derecho las mujeres trabajadoras, uno de esos derechos “no recortados” sino “racionalizados”.
Podríamos hablar también de la pervivencia de anuncios sexistas diarios, de debates abiertos sobre la utilización sexista del lenguaje y de otros en portada como los que cuestionan la capacidad de las mujeres a elegir, conculcando sus derechos históricos en la concepción y contracepción.
Hoy son muchos los artículos con datos sobre el particular, sirvan estos dos de muestra:
Por tanto, si debemos seguir celebrando este día de reivindicación de los derechos de las mujeres, máxime en estos tiempos en que desgraciadamente debemos seguir luchando por defender las evidencias.
En definitiva un año más, viva la diferencia pero con igualdad de derechos y libertades.
Tomado de:http://pepeolivercabrera.blogspot.com/2012/03/las-mujeres-en-la-historia-8-de-marzo.html

jv
Publicar un comentario