domingo, 2 de septiembre de 2018

Iglesias fortificadas y el paisaje rumano, un viaje lleno de belleza y experiencias




Rumanía cuenta con un patrimonio excepcional en un entorno único que vamos a intentar mostrar.
En este post vamos a intentar acercaros a una de esas grandes realidades de Rumanía, un paisaje espectacular dónde surgen unas magníficas iglesias fortificadas que se convirtieron en auténticos bunkers para proteger a las familias ante el ataque de los turcos. Se vertebran en sucesivos recintos defensivos que permitían proteger a toda la población, la organización interna era de los gremios que gestionaban lo espacios que tenían de todo almacenes, aljibes, escuelas, talleres. Su origen, en muchos casos, se debe a la Orden Teutónica o a los comerciantes que se organizaron en repúblicas locales que tienen su origen en la Liga Hanseática (de hecho se las llama iglesias sajonas). Esta Liga constituyó una  alianza económica de las ciudades alemanas que expandieron sus territorios mediante la colonización de las órdenes militares hacia Transilvania, zona de paso comercial clave entre Asia y Europa. Estas estructuras económicas se dotaron de protección entorno a las iglesias que eran el centro neurálgico de las ciudades y que tuvieron una función decisiva en la extensión de la Reforma por estas tierras, de hecho la de Biertan fue sede del obispado evangélico entre 1572 y 1867. 
En casi todos los casos han sido catalogadas como patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y junto con las iglesias de la Bucovina, constituyen una riqueza histórica y artística que resulta imprescindible conocer:
 Empezamos con Biertan (Birthälm, cómo vemos estos lugares tienen su nombre en rumano y en alemán, siendo la minoría alemana muy importante, de hecho a fecha de hoy el presidente rumano es de origen alemán y sobre todo habla este idioma). La iglesia de Biertan esta situada entre las ciudades de Sighisoara y Medias, fue construida entre los siglos XV y XVI en estilo gótico aunque con toques renacentistas.
 El acceso de entrada ya muestra como se organizaban estos lugares con una escalera protegida para subir a la zona principal.
 El acceso a las torres tenía una fortificación muy acusada y con un estilo que recuerda las estructuras sajonas.
 La puerta de la sacristía tiene más de 19 cerraduras pues este era el lugar en el que se conservaban los tesoros de la iglesia y del pueblo en los momentos de ataque.
 La localidad es realmente atractiva en un entorno espléndido. Podemos observar aquí una constante en las ciudades de Transilvania: en los tejados aparecen los llamados "ojos" que son esas abertura que vemos en el primer tejado de la izquierda, eran utilizados como desvanes.

 Podemos observar como los bastiones defensivos están perfectamente pertrechados para la defensa
 Este gusto por las formas curiosas en los edificios nos hacen admirar aquí una cara con sus ojos y su boca, curiosidades que complementan un buen viaje. En la base del edificio se aprecian las estancias que permitan albergar a los habitantes de la localidad en caso de ataque siguiendo una organización por gremios.
 En la llamada Torre  que servía de cárcel, nos encontramos esta curiosa estancia. Se dice que se encerraba en este habitáculo y con estos enseres y espacios a los matrimonios que querían divorciarse para que tras tres meses sin salir tomarán la decisión más ajustada tras una convivencia obligada.

 La fortificación está formada por tres recintos concéntricos que se comunican entre sí a través de siete características puertas-torres, cómo la que vemos en la foto inferior.

 Continuamos camino con este paisaje natural y arquitectónico.
 Mostramos aquí el típico modelo de casas en esta zona en la que insistiremos más adelante.
 En las construcciones más recientes se mantienen esas paredes de madera muy caracteristicas
 Esta pequeña ciudad de Ciocânesti enclavada en un entorno espectacular nos permitió ver  con detalle esos pueblos rurales tan característicos y bellos de Rumanía.
 Las muestras son espectaculares con estas construcciones en madera únicas
 y en cada una de ellas estas curiosas estructuras con la rueda que guardan los pozos que se deben proteger de condiciones climatológicas muy adversas en invierno: -30º , una gozada. Aquí tenéis dos muestras bien bonitas:

 El ayer y el hoy de las construcciones, observar en la de abajo la nueva forma de realizar los "ojos".


 Un entorno único que se haya poblado de estas parvas que llenan el campo rumano
 El camino continua y llegamos a una paisaje que parece nórdico estamos ante el mayor lago artificial de Rumanía: el Izvorul Muntelui

 Además de su enclave realmente espléndido los datos de esta presa son espectaculares: una altura de 127 mts, grosor de la presa 119 mts, longitud de la corona 435 mts y capacidad de embalse 1230 millones de metros cúbicos.

 Disfrutar de este entorno no parece difícil.

 Seguimos hacia las gargantas de Bicaz, dónde podemos admirar los restos geológicos de una profunda hoz del río dentro de la cual discurre la estrecha carretera de montaña que va desde Bicaz hasta Gheorgheni en Transilvania. Los pequeños espacios(no se puede hablar de arcenes) que se abren están llenos de tenderetes para turistas o de coches de turistas que disfrutan del lugar

 Las paredes verticales se concentran en cinco kilómetros y se elevan hasta 300 mts por encima de la carretera y son tan angostos que apenas dejan pasar la luz unos minutos durante el día. Estas paredes rocosas son conocidas como Gatul Iudilui: el Cuello del Infierno.


 Cuando llegamos a mil metros de altura, disfrutamos de este gran bosque de coníferas que nos recuerdan a la Taiga, aquí se encuentra el Lacu Rosu (Lago Rojo), un capricho de la naturaleza
 En 1837 el monte Ghicos se desprendió cortando el curso natural del río e inundó el bosque de coníferas dejando algunos troncos sumergidos pero asomando sobre el nivel del lago, dándole un halo de misterio al lugar que se acrecienta por el color rojizo del agua que pasa gran parte del año congelada.
 Este color rojizo se produce en la puesta de sol y en el amanecer por que la base es arcillosa y genera esta pigmentación por el efecto del sol bajo.

Un lugar para disfrutar y recordar.
Terminamos este periplo en la iglesia fortificada de Prejmer (Tartlau), cuyo plano nos permite ver su envergadura y potencia dónde se podía dar cabida a 212 familias que tenían su habitación asignada por los gremios, además de otras dependencias que vamos a valorar.
 Vemos que se trata de un edificio imponente, de hecho es la fortaleza más impresionante de Transilvania, fue construida por los Caballeros Teutónicos como parte de su programa colonizador de la región. 

El grosor de sus muros y sus instalaciones defensivas son muy significativas.

 Como decíamos cada familia tenía su propia habitación, totalmente equipada y con todos sus utensilios como los que podemos observar en su precioso museo. Además disponían de hornos, telares, prensas para hacer vino, silos de grano y todo lo necesario para aguantar los ataques de mongoles o turcos que vieron por aquí el camino para penetrar en Europa.

 Las habitaciones numeradas rodeaban este patio previo a la gran estructura posterior al que se accedía a través de un túnel de 100 metros que se cerraba con este rastrillo

 La pequeña capilla gótica, que alberga en su interior, fue construida originalmente en el siglo XIII, con planta de cruz griega. Más tarde, fue adaptada al estilo cisterciense con retoques del gótico tardío que podemos observar en las imágenes.


 Como decíamos no faltaba de nada, los niños tenían una escuela totalmente equipada y en su museo se pueden admirar las tablets de la época dónde poder escribir las lecciones. Al visitar el edificio se comenta que aunque hubiera ataque había que ir a la escuela, no servía como excusa para faltar al estudio ni un duro ataque de los turcos.
 El camino de ronda, que discurre por la parte externa del segundo recinto amurallado, no tiene nada que envidiar al de cualquier fortificación. Con troneras y saeteras para responder a un ataque militar.
 La iglesia como eje central que articula todo el recinto de viviendas, las cuales se organizan en cuatro pisos, como vemos en la parte inferior. Conviene recordar que este espacio se convirtió en una pequeña ciudad que podía albergar 1600 personas. Un espectaculo 

 Fotos Eugenia y JV
JV


Publicar un comentario