domingo, 3 de marzo de 2013

La Concatedral de San Pedro de Soria. Una eclosión de la belleza instructiva de los capiteles románicos.

 
Soria tiene muchas joyas románicas en sus claustros y capiteles, que iremos mostrando en diferentes posts. Pero quería empezar por la Concatedral de San Pedro, cuyo claustro similar al de Silos nos muestra una exuberancia de temas que me gustaría compartir:

 En esta primera imagen vemos una bellas hojas de acanto en primer plano, con un cuidado calado y dos leones en un segundo plano.
 En este contra capitel vemos un tema de origen oriental: esto es unos dragones mordiendo los pechos de unas mujeres. Como digo estamos ante influencias orientales que aparecen en mitos como el artúrico que al parecer fue engendrado por un dragón.
 Detalles de la mordedura de los dragones

 Arpías masculinas
 Este composición de capiteles que comienzan con la muerte del dragón por S. Jorge, tiene una temática realmente interesante, en ella vemos la elevación del alma que sale de la tela que sujeta el ángel y al lado al arcángel San Miguel que sujeta sobre las manos la balanza que pesa esas almas, la conocida como psicostásis.

 Aquí podemos observan también al demonio, la figura con cuernos, que intenta arrebatar al arcángel las almas. Una iconografía muy sugerente.
 Aquí tenemos a un personaje que duda, o duerme. Esta imagen puede sugerir la meditación de San Pablo antes de abrazar la fe u otro tema que desconocemos.
 Entendemos que esta imagen representa a Alfonso VIII y su mujer, auténtico valedor de la Catedral de Soria que debido a las discrepancias de Osma tuvo que ser consagrada como Concatedral ya en el siglo XX, compartiendo obispado con Osma.
 Una bella secuencia de arpías femeninas
 Arpías masculinas y femeninas que aparecen con la piña de la vida y que nos resultan muy interesantes.
 Este doble capitel donde aparecen estos roleos que pueden representar una gran serpiente
Y por último este frontal donde se representa la llega de Jesús a Jerusalén, donde es recibido con palmas que se le colocan para que no pise el suelo y que ha quedado como la celebración del domingo de ramos.
Fotos JV y Eugenia
JV
Publicar un comentario