domingo, 14 de noviembre de 2010

Berlanga, el hombre que nos entendió y nos supo enseñar

Ayer fue un día triste en el calendario por qué nos dejo uno de los grandes cineastas de este país que supo como nadie entender nuestra forma de ser y de hacer y que mostró la evolución de nuestro país a través de sus películas. Fue además un luchador que hasta el último momento apoyó causas importantes con una voz siempre personal y auténtica.
Sus películas son un reflejo de nuestro devenir histórico desde Bienvenido Mr. Marshall, donde mostró esa imagen de la dura postguerra y nuestra "peculiaridad", con secuencias inolvidables como las que nos recuerda Vicente en su Blog. Su inolvidable Plácido, o su inquietante y oportuno El Verdugo, además de sus incursiones en la realidad social como Los jueves, Milagro. Su particular visión de la guerra civil en La Vaquilla o su ácida crítica en Calabush. Nos mostró nuestra entrada en la modernidad con trabajos como Tamaño Natural y su Escopeta Nacional: donde en varias entregas nos muestra los grandes cambios de la Transición y los inicios democráticos. Nos situó en nuestra realidad en Todos a la cárcel y supo cerrar su ciclo con una suerte de memorias que son las secuencias de su último trabajo Paris-Tombuctu. En definitiva que echaremos mucho de menos a este gran hombre que siempre estuvo interesado por lo importante.
JV
Publicar un comentario