lunes, 11 de abril de 2011

Calatrava la Nueva, una fortaleza de frontera en los siglos XII y XIII

Hace algún tiempo os hablaba de la magnífica e interesante fortaleza y medina de Calatrava la Vieja:
pero si este enclave fue importante para los calatravos dentro de su consolidación interna, la fortaleza de Calatrava la Nueva, es el ejemplo de fortaleza de frontera donde destaca su ubicación y el dominio espacial que este antiguo hisn islámico, ofrece sobre los territorios controlados por la Orden y sobre el paso hacia el sur, dominando el Puerto del Muradal, lugar que sirvió de paso a las tropas cristianas que protagonizaron la batalla de las Navas. Calatrava la Nueva es para mi un lugar especial y quiero compartir con vosotros unas imágenes recientes que muestran su belleza y su gran valor estratégico e histórico.



La vista desde Calzada de Calatrava de las fortalezas de Calatrava la Nueva (derecha) y Salvatierra (izquierda), es sencillamente impresionante.

La fortaleza te recibe con toda su fuerza. Sobre su emplazamiento que decir, era sencillamente inexpugnable 





Salvatierra desde Calatrava, según las crónicas cristianos y musulmanes intercambiaban lindezas desde sus almenas. Lo cierto es que estos dos enclaves son un ejemplo muy claro de ese proceso de ósmosis fronterizo que habla más de convivencia que de confrontación permanente:


El control sobre las encomiendas y bienes calatravos aledaños es muy importante, pese a la presencia de musulmanes en Salvatierra

Basten dos imágenes para ver la consistencia de la edificación y como sus muros surgen de la roca madre aprovechando con ello los recursos estratégicos que son claves en la elección de su ubicación.



El dominio sobre su entorno es más que evidente, también corroboramos las diferentes líneas de defensa con que contaba la fortaleza:
 

y como no constatamos una eclosión primaveral en la zona que la dota de más belleza si cabe.

Sobre la iglesia conventual sólo una imágenes que nos habla de esos freires que combinaron como pocos fe, economía y poder.

En el arco y el rosetón vemos la utilización de la roca volcánica de la zona, pero de las maravillas estructurales y artísticas de esta iglesia ya os hablará Vicente en su blog, ya que tuvimos la suerte de compartir viaje y experiencias.

Este rosetón resulta difícil de olvidar.

Y para concluir, visualizar el gran control que la fortaleza ejercía sobre los pasos de Sierra Morena y concretamente sobre el Puerto del Muradal que vemos al fondo y en detalle en la siguiente imagen. Fue este el lugar de paso de las tropas cristianas que derrotaron a los Almohades en la Batalla de Alarcos. Espero que a mi gran amigo Enrique estas fotos le recuerden los grandes momentos científicos y personales que compartimos al estudiar esta zona.

Paso hacia Andalucía, el Puerto del Muradal
Fotos JV y Eugenia
Todas las fotos son ampliables al detalle
JV
Publicar un comentario