sábado, 13 de febrero de 2010

Interesantes formaciones en las Depresiones Ibéricas


Mallo de Agüero

Hace un tiempo, nuestro colega Vicente nos hablaba de los conglomerados y areniscas, mostrándonos las posibles formaciones que podían derivar de estas rocas sedimentarias. Quizás una de las más impresionantes formas a las que han dado lugar este tipo de rocas, las encontremos en las dos grandes depresiones peninsulares. En la del Ebro aparecen mayestuosos los Mallos. En la del Guadalquivir: los Alcores y los Tormos. Estos últimos nos recuerdan a formaciones cársticas (paisaje de hoces)  y también dan lugar a paisajes donde parecen emerger bloques en formas de estilizadas columnas en formaciones tan sugerentes como la que presentamos del Mallo de Agüero.

En la zona del Ebro son muy famosos los Mallos de Riglos en Huesca, cuyas imagenes resultan espectaculares:


 

En la Sierra de Guara encontramos también impresionantes mallos como los de Valdiello, que han dado lugar a magnificas estampas, donde afloran estas masas de conglomerados y areniscas:


Estas formaciones que son muy habituales en ambas depresiones, también aparecen en Guadalajara, concretamente en el Barranco de la Hoz (Parque Natural del Alto Tajo) y en Armallones(que presenta una web con interesante y espectaculares fotos) .

En la siguiente imagen podéis comprobar un magnífico análisis realizado sobre estas formaciones, estudiando sus diferentes litogías y su ubicación:

Para ampliar información sobre la zona resulta de especial interés el trabajo de Luis Carcavilla:
Es la montaña de Montserrat, un ejemplo paradigmático de este tipo de relieve que quedo fosilizado en la época oligocena-miocena:



En detalle los conglomerados, que a veces se conocen como pudingas, son así:





Vicente nos ofrece además, unas imagenes de un pueblo del Somontano, cerca de Tarazona, llamado Los Fallos, donde vemos estas impresionantes construcciones naturales y detalles de como se muestran sobre el terreno:
Fotos Vicente Camarasa
Publicar un comentario