martes, 31 de agosto de 2010

El hombre que amaba a los perros de Leonardo Padura

Termino de leer uno libro que me ha cautivado por su construcción, su coherencia argumental y fácil lectura aunque muy densa. Uno de sus mayores encantos es que a partir de un hecho concreto la novela navega por la historia del siglo XX con rigor y abordando importantes episodios como la Revolución Bolchevique, la Guerra Civil Española, la II Guerra Mundial e incluso la Guerra Fría y la Caída del Muro desde la óptica de una de las ideologías que conformaron en gran medida esa historia, el Comunismo. El elenco de personajes vinculados a esta forma de entender la sociedad es realmente llamativo y muestra los entresijos de las disputas entre diferentes concepciones que llevaron al fracaso de la Utopía revolucionaria esencialmente corrompida por la figura de un individuo que traicionó los ideales de un planteamiento socio-político que nunca sabremos como hubiera sido de imponerse las tesis de otros, entre los cuales se cuenta el personaje principal de la obra Liev Davídovich Trotski. El bagaje de su exilio, sus reflexiones sobre los acontecimientos que hemos citado y el propio entramado que propició su asesinato, perfilan un libro realmente atractivo que merece la pena degustar.
La obra entreteje tres historias paralelas diacrónicas en las que intervienen víctima, verdugo y un narrador que desde la asfixia del miedo, nos plantea realidades de este siglo desde una visión que en mi opinión no incluye todos los enfoques pero que nos da una imagen muy elocuente de un siglo cargado de esperanzas y desilusiones que los protagonistas enriquecen con unas muy cuidadas y exhaustivas reflexiones sobre los entramados políticos que esta centuria nos dejó.
Realmente resulta muy interesante la intensa relación que se establece entre los personajes entorno a la metáfora de un animal fiel y valiente que vincula a personajes diversos, que van desde el artero Mercader al desencantado Iván pasando por el tremendamente reflexivo Troski. Los perros en general y los borzoi en particular sirven de vinculo entre personajes aparentemente tan dispares pero en el fondo tan iguales, todos traicionados por sueños de juventud que en su madurez les llevan a una postura de rechazo hacia los castradores de la Utopía en pos del poder que mató la ilusión y los proyectos de futuro de mucha gente buena. Estas dos imágenes pueden ser un buen resumen de la situación descrita en el libro:

http://www1.rionegro.com.ar/diario/tools/ver.imagenessp.php?id=4437
                                              
La obra esta trufada de bocados deliciosos como la reflexiones sobre el arte que Trotski mantiene con André Breton, las complejas relaciones con Rivera y las estrechas con Frida Kahlo. Es éste, el papel de las mujeres en la obra un elemento para mi realmente interesante, el elenco es variado pero en general son mujeres rotundas en el compromiso y en la ideología que son parte esencial del devenir de sus compañeros, es más, se podría decir que en el fondo los hombres son instrumentos de mujeres muy sólidas en sus principios y convicciones que les dan las claves de la evolución de cada uno de los protagonistas.
El análisis histórico no es ajeno en la obra, en muchas de sus páginas se plantean las circunstancias del ascenso del fascismo en Europa y la responsabilidad de cada grupo; sí la URSS de Stalin fue un fracaso o quizás un hecho histórico irreversible que nace en las necesarias pero quizás poco acertadas decisiones en los primeros tiempos de la revolución: "Los errores de Lenin, sus propias equivocaciones, las del Partido bolchevique que permitieron la deformación de la utopía, nunca podrían achacarse a los trabajadores. Nunca seguiría pensando (Trotsky dixit)". Pero también se habla de esperanza: como la peculiar autogestión de la clínica veterinaria de Iván donde la colaboración entre todos crean un pequeño oasis de Utopía, en medio de la decepción. Quizás no esté todo perdido.
En definitiva un libro que es un placer disfrutar y que yo leí gracias al buen criterio de Amparo.
Publicar un comentario