martes, 31 de julio de 2012

Por el valle del Saja

Este valle cántabro que corre paralelo a la sierra del Cordel, conforma la famosa "Ruta de los Foramontanos" que nos habla de cántabros que abordaron la ocupación repobladora de Castilla en nuestro medievo. Llegamos desde Fontibre, cruzando el imponente puerto de la Palombera, con una niebla atroz, que pese a todo nos permitió disfrutar de sus cascadas y de un inmenso techo cubierto de hayas. La zona está compuesta por un inmenso bosque de tonos cambiantes, con extensiones de avellanos, abedules, sauces, robles. hayas y olmos entre otras muchas formaciones arbóreas. Sus pueblos son de piedra con casas solariegas y bellos balcones adornados por geranios. Nosotros por aquello de llevar la contraria empezamos el camino por el final, desde el bello pueblo de Bárcena Mayor al que dedicaremos una entrada, basten las siguientes imágenes para disfrutar de sus encantos:
  
La belleza del río Argoza y su entorno es otra de las joyas de esta localidad. De aquí seguimos camino pasando por la localidad de Correpoco, cuya mayor excelencia es Casa Lucas dónde entre otras muchas delicias uno puede degustar unas magníficas Picayas Chamarugas:  


Continuamos camino y llegamos a Terán, que además de bellas casas y su iglesia parroquial cuenta con este espléndido paraje conocido como la Castañera, donde los viejos castaños que circundan esta estela conmemorativa, tiene sus propios nombres como....
...........este conocido por El Cuatro Patas y que dejó en este estado una tempestad según cuentan en el lugar.
Una de las joyas de este valle también conocido como de Cabuérniga, es sin duda Carmona que  luce así de sugerente desde la Asomada del Ribero.
Carmona es un mosaico de uniformes construcciones tradicionales, donde destaca la utilización de la arenisca, adornadas por balconadas y conjuntos de flores y donde destacan fachadas blasonadas como la que os mostramos en la siguiente foto.

 Sobre el valle y su entorno; creo que estas imágenes hablan por si mismas
Seguimos camino y llegamos a Ruente donde se halla la Fuentona que nace en esta pequeña cueva caliza
 para ir conformando un riachuelo, cuyo caudal no mucho más abajo, hizo necesaria la construcción de....

este puente medieval de ocho ojos presidido por una de las grandes casonas de la localidad la de la Nogalera.
Llegamos así a Santa Lucia un lugar acondicionado para el disfrute del Saja y donde podemos observar el puente que cruza el río y que nos dirige al final de nuestro camino Cabezón de la Sal:
que debe su nombre al oro blanco que desde época romana sirvió como conservante básico para la comida y a una de sus medidas el cabezón (utilizada para comprar y vender la sal) . Os mostramos aquí la imagen de un pasiego con sus tradicionales zuecos que hoy preside la plaza mayor.
En esta localidad, que cuenta con diferentes edificaciones de interés, destaca por el jardín de los Condes de San Diego, que alberga importantes especies entre las que destacan las secuoyas de las que os mostramos un ejemplar. Estos ingentes árboles constituyen hoy uno de los reclamos turísticos interesantes de la villa, al contar con un bosque de éstas muy cerca de la ciudad, en el conocido como Monte Cabezón
detalle hoja de la Secuoya.
Como veis es valle del saja, constituye una interesante apuesta para una sugerente escapada.
Fotos JV y Eugenia
JV
Publicar un comentario