viernes, 27 de julio de 2012

San Vicente de la Barquera, un enlace entre el Saja y el Nansa

 San Vicente de la Barquera es un enclave medieval que responde al binomio castillo e iglesia que sirvieron de protección de la antigua villa, vinculada con el camino de Santiago. También se haya circundada por dos rías que dan lugar a dos marismas, en esta foto resulta evidente el emplazamiento medieval, en bastida, desde la de Pombo que como vemos en la imagen inferior se adentra hacia el Valle del Nansa, conformando una impresionante marisma.

Hacia el interior, la villa quedaba protegida por la iglesia de Santa María de los Ángeles que vertebra entorno a la calle Alta que desemboca en el Castillo, todo el casco antiguo de la villa.

 El suelo del templo está, formado por tumbas de madera, la mayoría de roble, y data del siglo XV, aquí tenemos un detalle de las tumbas más humildes.
 Aunque la foto es manifiestamente mejorable, es imprescindible mencionar el culto a esta imagen de finales del siglo XV, vinculada a la escuela burgalesa de Gil de Siloé, que nos muestra una Virgen de la Leche con el Niño.
 En el templo han llamado nuestra atención esta imagen de San Pedro, entronizado como Papa, con la tiara y que pese a ser una iconografía conocida nos resultó especialmente curiosa al igual que la belleza de la Virgen del Carmen con el niño que es una advocación habitual de una villa marinera. 

 El templo presenta tres naves paralelas de altura similar y responde a la planta de una iglesia gótica con profundas reformas posteriores. Fue fundada por Alfonso VIII entorno a 1210.
 En estas dos imágenes podemos observan tanto la Ría de Rubin con la marea baja y la de Pombo con la marea alta.

 Aquí podemos disfrutar en toda su amplitud la Ría de Rubin que sirve de desembocadura del río Escudo, tras cruzar el magnífico puente de San Vicente.

 En estas dos fantásticas fotografías de JGP que se hallaban en exposición durante los días de nuestra visita, podemos apreciar una visión general de este bello enclave con ambas rías, la bocana del puerto y los majestuosos Picos de Europa coronando el conjunto. Una auténtica maravilla que agradecemos a su autor ya que nos permiten ver en toda su extensión la belleza y peculiaridad del enclave de esta localidad.

 No hay duda de que el encanto de este lugar está en su vocación marinera y sirvan estas fotos para apreciar la belleza que muchas veces no es otra cosa que la captación de un instante.

 El castillo es el otro gran símbolo de la villa, que como vemos la ensalza y corona con toda su fuerza y serena majestuosidad.
 Estas imágenes bien pudieran ser síntesis de todo lo anterior ya que en ellas se puede apreciar todo el embrujo de este recomendable destino que lógicamente podemos regar con ricos caldos y no menos agradables viandas como: un cocido montañés, sorropotún, las rabas, las anchoas y tantas otras delicias.

 Al lado de la gran bocana del puerto se entienden las playas de la localidad que pueden hacer las delicias de los más playeros.
 Montaña y mar una bella síntesis en esta encrucijada que permiten profundizar en sus valles más cercanos a los que dedicaremos próximas entradas.
San Vicente es sin lugar a dudas un sitio para volver y disfrutar.
Vicente va por ti

Fotos JV y Eugenia menos las dos citadas de JGP
JV
Publicar un comentario