domingo, 8 de abril de 2012

Retazos lisboetas I : impresiones

Habéis acertado, nuestros pasos nos han llevado a esta encantadora ciudad de la Península Ibérica: Lisboa. Combina tradición y modernidad pero sobre todo es una ciudad con sabor, con duende, en ella se disfruta de una atmósfera que intentaremos acercaros en una serie de imágenes: 

 Lamentablemente uno de sus hitos de modernidad (que sólo un día antes habíamos celebrado nosotros con un huelga general) nos acogió el primer día: una manifestación más dentro de ese proceso germánico de "racionalización" del gasto. Este eufemismo utilizado, sin pudor, por nuestros representantes políticos, muestra con toda su crudeza un cambio de ciclo donde las condiciones de vida nos retrotraerán a esquemas decimonónicos. Nunca como hoy la lucha contra los que quieren destruir nuestra forma de vida ha sido tan importante y aquí los peninsulares jugamos en el mismo bando.
 En la plaza de los Libertadores muchos se manfiestaban por esa libertad y derechos que pretenden arrebatarnos. 
 La vida no obstante fluye y las historiadas estaciones cargadas de elementos "manuelinos" bullían de locales y foráneos.
 Lisboa es un crisol de razas y costumbres herederas de su pasado colonial
 es una ciudad con alma, donde la mezcla adquiere toda su fuerza. Los restos del Carmo y el elevador de Santa Justa nos recuerdan el incendio de este bello barrio del Chiado.
 El Cristo que precede al Puente del 25 de Abril y que salta sobre el estuario del Tajo, son preludio y elementos clave de la ciudad,
 ambos elementos pueden divisarse desde diferentes zonas de la ciudad. En la primera imagen desde Belem y en ésta desde el Castillo de San Jorge.
 La Plaza del Comercio se abre al Tajo con una reminiscencia veneciana
 Lisboa bullicio, cuestas y tranvías una interesante combinación para el viajero
 cuestas que vuestras piernas siempre recordarán
 Lisboa es también color, azulejos y sabor en sus calles

 Los colores y las sensaciones cambian con una luz muy especial
 Los iconos aparecen aquí y allá (Castillo de San Jorge desde Alfama)  haciendo de Lisboa una ciudad aprensible, cercana, muy nuestra, no te sientes extraño sino integrado en un urbanismo que sientes propio. 
 El parque Eduardo VII, se alza sobre el monumento a Pombal y toda la ciudad esta volcada al Tajo que define su personalidad
Los vetustos tranvías lisboetas forman parte de la idiosincrasia de esta ciudad
 
...algunos te pueden elevar a la Gloria, como esta monumento nacional de la Ciudad
Continuará...........
Fotos JV y Eugenia
JV
Publicar un comentario