miércoles, 10 de junio de 2009

Las Torres del Paine, una experiencia en la Patagonia Chilena

Llevaba tiempo con ganas de ampliaros mi experiencia en Patagonia, además algunas de las visitas a mi blog vienen de esa magnífica tierra que es América del Sur y quería homenajear ese interés con una de la joyas que tuve la oportunidad de disfrutar en un viaje inolvidable. Os voy a mostrar, siquiera someramente, el Parque de las Torres del Paine en Chile.
Es como veis un lugar impresionante, donde además se puede disfrutar de la belleza de animales en libertad como lo guanacos (de la familia de los camelidos, primos de las llamas) y los kaiken (unas aves).
Los alojamientos son escasos pero sin duda espectaculares como la Hostería Pehoe que podéis ver en medio del lago del mismo nombre.

Te trasladas a esos momentos en que todo empezó, parece que estés en el comienzo, en un lugar puro donde la mano del hombre aún no ha conseguido romper la belleza frágil de la naturaleza virgen, cautivadora, relajante, inhóspita, esplendida, inigualable. Todos tus sentidos se revolucionan, te sientes, eso un hombre afortunado por vivir en un lugar tan bello.

El agua salta con toda su fuerza, conforma lagos oníricos como el Sarmiento, que veis en la primera imagen, el Pehoe en esta segunda y aún más en el Wordenskjöld.

Y todo por unas Torres que junto con el la Cumbre Central, Punta Bariloche y Almirante Nieto, rentan al escalador con sus 2800 mts. sobre el nivel del mar.

Cuando te despides al amanecer, la Torres se dicen hasta siempre con todo su esplendor y grandeza, en tu corazón siempre queda un mensaje: nos volveremos a ver, eso tenedlo claro.

Publicar un comentario