viernes, 19 de junio de 2009

Dañavadulu Vicente Ferrer

De esta persona con mayúsculas quería hablaros hoy, un hombre ejemplo de compromiso, de amor por el prójimo y valiente como pocos. Algunos le admiramos, podemos contribuir a su causa, pero el tuvo el coraje de compartir con los más pobres su desesperación, llevándoles esperanza y realidades a base de esfuerzo, ganas y desapego al desaliento. Estamos ante un hombre con mayúsculas que supo decir no a la injusticia y se involucró en una utopía que hoy es una realidad en Anantapur (Andhra Pradesh), India. Hizo posible que los que no tienen nada tuvieran esperanza y construyeran con él un bello proyecto. Vicente Ferrer nos ha demostrado que querer es poder, que nada es imposible si uno tiene el compromiso vital de querer cambiar las cosas. Nos dicen que su cuerpo se ha ido pero no su espíritu ni su mensaje que podéis contribuir a que crezca apoyando los proyectos que siguen pendientes, participando en su fundación que siempre será un faro de luz en medio de las tinieblas de la pobreza y la marginación:

Nunca te olvidaran aquellos que como tú quieren que los demás sean felices.

Publicar un comentario