jueves, 14 de enero de 2010

ALMA, el proyecto más ambicioso para buscar a los otros o a nosotros mismos.





Tomado: http://www.publico.es/ciencias/285421/observatorio/territorio/marciano

El hombre es un ser paradigmático. Algunos miembros de nuestra especie se afanan por dar una explicación creacionista a nuestra existencia en el Universo y otros, nunca he conseguido saber muy bien por qué, buscan formas de vida en el universo con la intención de demostrar que no estamos solos y no somos los únicos.
La contradicción es esencial, el mismo día en que cientos de miles de personas mueren en un terremoto, se instalan las antenas del proyecto más ambicioso de la humanidad por conocer que pasa ahí fuera. Cada vez llegamos más lejos, cada vez el insondable universo se nos muestra más diáfano, pero en realidad ¿Qué buscamos? ¿Otro lugar para vivir cuando nos carguemos este –después del fiasco de Copenhague parece que es el camino elegido-. O quizás buscamos a otros como nosotros en otros lugares que nos reafirmen en nuestras ideas?, por qué no creo que les hagamos mucho caso, si nos confirman que el camino que hemos elegido nos puede llevar a desaparecer.
El proyecto ALMA, es realmente espectacular, no sólo por ser fruto de la cooperación multinacional, sino por sus dimensiones y por el lugar elegido para ponerlo en marcha. Pero el nombre del proyecto no parece baladí, realmente buscamos eso: nuestra alma o seguimos con el gran proyecto de los alquimistas: buscar un lugar donde no exista la muerte, ni la destrucción –el segundo billete que se busca como vemos desde posiciones contrapuestas-
La reflexión es: ¿buscamos nuestro futuro o justificar nuestro devenir histórico?. ¿Buscamos un mañana en el espacio sideral o responder a las grandes preguntas: quien somos, de donde venimos y adonde vamos?, intentando terminar con aquello de ves “nosotros” teníamos razón.
En estos días, donde la naturaleza nos demuestra lo pequeños que somos nos reivindicamos intentando demostrar que podemos dominarla. ¿Quién ganará la batalla?

Publicar un comentario