miércoles, 26 de agosto de 2009

Plitvicka Jezera (Los Lagos de Plitvice) - Croacia

En este viaje el agua, ya fuera dulce o salada, ha sido una compañera de viaje que nos ha hecho disfrutar con sus juegos, con sus construcciones, con su caída, con su devenir. Este incomparable marco natural que fue declarado patrimonio de la UNESCO en 1979, ocupa cerca de 295 km2.
Los lagos son famosos por sus cascadas y por la formación de tobas en condiciones hídricas muy particulares.
La toba se forma por el agua que fluye a la superficie en las regiones calizas cargadas de carbonato cálcico disuelto al encontrarse con la atmósfera libera su CO2, por lo que la caliza precipita formando una roca denominada "toba".
Este proceso se ve favorecido por la presencia de vegetación, hojarasca, etc. que favorece la liberación del CO2 disuelto, por lo que la caliza va precipitando sobre la superficie de estas plantas, dando lugar a una roca muy porosa que reproduce las estructuras vegetales-La Toba-. Esta crea barreras, pequeños saltos y figuras que espero que queden resumidos en las fotos que os propongo.
Por si esto fuera poco los bosques de hayas y abetos rodean los pequeños lagos y los cursos de agua. Tiene más de 75 especies de plantas endémicas, 55 variedades de orquídeas, 321 especies de mariposas, 161 especies de aves y 21 especies de murciélagos. Vive aquí también mi colega el oso pardo (Urdus Arctos), que como veis en la foto, guarda un cierto parecido conmigo.
El cuidado del parque es magnífico, incluso para pasar de los Lagos inferior a los superiores están habilitados unos barcos eléctricos que evitan la contaminación. Un paraíso que debéis visitar.
JV y Eugenia
Las fotos se pueden ampliar.
Las fotos son libres, no obstante, si las utilizáis os ruego citéis fuente y autor.
Publicar un comentario