martes, 1 de septiembre de 2009

La Playa de las Catedrales

Este verano el agua con su caprichosa forma de construir espacios naturales ha marcado nuestros pasos por esos caminos del saber que son las escapadas, pequeñas excursiones y los viajes. El último encuentro se ha producido en la Marina Lucense, una zona marcada por la incursión del mar tierra adentro, dando lugar a preciosas rías que marcan poblaciones como Ribadeo o Viveiro, o construyen zonas tan bellas como las que os propongo conocer: un lugar donde las pizarras y esquistos en su encuentro con el mar, diseñan grutas y espacios que por su grandiosidad y belleza han sido bien comparadas con las catedrales.
Cuando la marea baja se descubren los habitantes de esta singular playa: la lechuga de mar - alga verde que crece en los peñascos, de alto valor en vitamina C y que se utiliza para productos cosméticos por sus propiedades hidratantes, relajantes y antiestrés -que convive con la hoja de piedra, con los tomates marinos y con percebes, mejillones y otros crustáceos que nos muestran unas sinfonía de color y texturas:

Naves, galerías, arcos, portadas y naves, muestran un paisaje que invita a disfrutar de la naturaleza y a conocerla mejor para poder amarla y respetarla.

Espacios e imágenes que invitan a relajarse y reflexionar.
JV y Eugenia
Fotos libres se ruega citar autor y fuente
Las fotos son ampliables
Publicar un comentario