domingo, 14 de julio de 2013

Retazos de la Catedral de Cuenca


 En la imagen podemos observar dos de las naves que conforma esta Catedral gótica de Cuenca con sabor anglo-normando y que presenta una doble girola además de un interesante transparente en el trasaltar (para más detalles resulta interesante http://www.uv.es/charco/documentos/cated_cuenca.htm )
 Sus poderosos arcos apuntados marcan una bella imagen de la nave lateral
Aquí tenemos el famoso Arco Jamete, donde podemos apreciar esa portada monumental de impronta renacentista que resulta único en esta catedral como algunos otros elementos que la hacen un caso particular     en nuestra arquitectura religiosa (vid más detalles en http://www.uv.es/charco/documentos/cated_cuenca.htm).

 Nos llamó poderosamente la atención esta virgen atribuida a Pedro de Mena y que tiene una gran belleza
 La sacristía resulta especialmente bella, con su gótico ojival y los interesantes medallones que coronan los puntos de intersección de las nervaduras. El gran mueble para la ropa de los canónigos es obra de Ventura Rodríguez y el retablo es obra de Aldehuela con ese sabor a barroco final fronterizo con el Rococó.
 Esta mezcla de estilos también se ve en el artesonado de la Sala Capitular, donde el estilo renacentista plateresco se ve transformado por esa pintura Rococó que le da esta peculiar forma actual. 
 El falso triforio es otra peculiaridad conquense (vease http://www.uv.es/charco/documentos/cated_cuenca.htm) que le hace único. La fabrica gótica se ve aquí complementada con unas "originales" vidrieras que son un punto también particular de este por otra parte magnífico edificio.
 Llegamos así a la Capilla de los Caballeros que nos sorprendió por su belleza y por la riqueza de los elementos que la componen, como vemos una entrada renacentista que incluye elementos gotizantes, con una esplendida rejería de Esteban de Lemosín y que como veremos incluye temas oníricos muy sugestivos.
 Detalle de la rejería con temas mitologicos que aluden a ese ideal caballeresco tan típico de nuestra literatura renacentista.
 Esta peculiar fachada, donde destaca la reja que conforma la ventana, las cariatides que se combinan con temas religiosos y la sugestiva columna, sujetada por un atlante, de la que incluimos un detalle en la imagen inferior.

 Y como colofón de esta espléndida capilla, una vanitas que simboliza lo transitorio de la vida y la fama de los caballeros. La cartela explica este sentimiento con toda claridad "la muerte vence a los caballeros triunfadores". Esto nos habla de nuestra única y trágica certeza que todos moriremos.

En conclusión la catedral conquense nos aguarda para transmitirnos con gran belleza diversos estilos y elementos únicos que merece la pena conocer.
Fotos JV y Eugenia
JV

Publicar un comentario