miércoles, 29 de julio de 2009

"Los hombres que no amaban a las mujeres": ¿sólo una lectura entretenida?

Runa de Aspa en Södermanland
¿Como no? yo también he sido cautivado por la que es la lectura de este verano. Resulta difícil resistirse a leer ese libro que muchas personas llevan en el metro, leen en la piscina o frente a ti en casa mientras te tomas una cerveza. Curiosidad y cierta prudencia son los ingredientes iniciales al abordar esta novela. Para mi lo mejor de este libro es su dinamismo y que termina sin elementos fantásticos y surrealistas que suelen aderezar los epílogos de casi todos los Best Seller.
Larsson me ha encandilado al mostrarnos en profundidad los entresijos de una sociedad dual, la sueca, que como otras europeas se mueve entre generaciones liberadas y desencantadas que conviven con estructuras ancestrales que hunden sus raíces en la historia. Un ejemplo lo constituye la propia estructura accionarial del Grupo Vanger: ésta bebe de normas hereditarias que se remontan al siglo XVI, donde se intentaba mantener unidos los patrimonios con formulas diferentes a las implantadas, en otro lugares como la Península Ibérica, donde se impuso el mayorazgo.
Su alegato contra la violencia de genero resulta muy estimulante máxime cuando al final Harriet -una chica maltratada en una disfuncional familia- se hace con el control del grupo. ¿Quizás una conquista aun en estos tiempos?.
Pese a todo para mi el libro es sobre todo una magnífica descripción, con años de antelación, del desastre financiero perpetrado por esos "mocosos corredores" que con su avaricia e ignorancia ha creado un problema mundial a esa economía real, productora de realidades concretas y no de ilusiones falaces, que tan magníficamente se describe en las pág. 649 y 650. Esos empresarios de verdad que se han visto al borde del precipicio por la temeridad innata del trepa incapaz, sobrado de si mismo, quien cree que llevar unos gemelos y conducir un deportivo son el climax del éxito. Cuando realmente son el esfuerzo, el estudio y el desarrollo de la capacidad intelectual las claves de una vida plena.
Estos personajillos son descritos con claridad en este libro: (pag. 626 ""Wennerström se dedicaba al fraude con tal magnitud que sus actividades no se consideraban ya delictivas, sino simplemente negocios""). Guarda también el autor un recuerdo en varias de sus paginas para esos voceros actuales del apocalipsis económica, quienes otrora ensalzaban a los que hoy son delicuentes, en unos casos, o en otros aún dirigen nuestra economía esperando "meter la pata en el mismo agujero y hacernos otro traje con su incompetencia". A ellos les dedica un interesante párrafo en pág. 124 "".....la gran cantidad de periodistas de economía que, una y otra vez, sin el más mínimo reparo, se contentaban con reproducir las declaraciones realizadas por los empresarios y los especuladores bursátiles, incluso cuando los datos eran manifiestamente engañosos y erróneos./../traicionaban la regla de oro de cualquier profesión: la de realizar análisis críticos para proporcionar al público una información veraz."".
Hemos encontrado un libro con fundamento. Nos acerca a la geografía de un país, que siempre me interesó. Describe su clima, las duras condiciones de vida en latitudes tan septentrionales, la soledad invernal con escasez de centros de relación social (... ya decía Sabina: sólo en una calle de Madrid hay más bares que en todo Estocolmo) y su alimentación: conejo asado con confitura de grosellas y patatas, los bagel: unas veces con paté y unas rodajas de pepino, otras con mermelada. Se manifiesta también una gran generosidad con los aguardientes y licores diversos, como el glögg (vino caliente con miel típico en las fiestas navideñas). En definitiva, una forma de vida adaptada a condiciones climáticas extremas (se llega a los 38º bajo cero) que van a conformar la idiosincrasia de los suecos.
En conclusión se trata de una lectura amena, bien estructurada y con rigor argumental siendo con ello algo más que un libro entretenido, al menos para mi.
Publicar un comentario